Si quieres que tus clientes tomen acción, díselo abiertamente

Si queremos que nuestros potenciales clientes hagan algo tenemos que decírselo claramente. Para ello usaremos las llamadas a la acción directas.

Nuestro objetivo es comunicarles de forma precisa y directa qué acción deben tomar cuando están interactuando con nuestra página web, contenido de redes sociales, blog etc.

Es la forma de invitar a nuestros potenciales clientes a hacer negocios con nosotros. Parece simplista, sin embargo resulta impactante lo difícil que es encontrar en algunas páginas web el botón de “Comprar ahora”.

Algunas de las llamadas a la acción directas más frecuentes se corresponden a comprar, registrarse, pedir una cita o llamar por teléfono.

Pese a ser indispensable en nuestro negocio usar las llamadas a la acción directas, en medios digitales podemos perder bastantes oportunidades de hacer negocios si es el único camino que tienen nuestros potenciales clientes de interactuar con nosotros.

Aquí es donde toman relevancia las llamadas a la acción transicionales.

Las llamadas a la acción transicionales aparecen después de las llamadas a la acción directas y muestran a los clientes un camino con menos “riesgo” a la hora de interactuar con nosotros. Es una gran oportunidad para estrechar nuestro vínculo con ellos antes de que compren nuestro producto o contraten nuestros servicios. Podrán ser usadas para obtener el contacto de nuestro potencial cliente.

Aquí os muestro algunos ejemplos de llamadas a la acción transicionales que pueden incrementar enormemente nuestra adquisición de clientes:

1 Dar información gratuita: Podemos regalar un ebook, un webinar, un podcast exclusivo o una serie de videos explicativos a nuestros clientes a cambio de su contacto.

Esto nos dará la oportunidad de incrementar nuestra autoridad y estrechar nuestra relación con ellos.

Este contenido a parte de ser útil y relevante debe estar diseñado para guiar al cliente hacia la compra final. Esto lo lograremos aplicando los principios del storytelling al conocimiento que queremos transmitir.

2 Enviar una muestra: Si tenemos un producto en el cuál podamos dar una muestra gratuita esta es nuestra oportunidad para hacerlo.

Ejemplos frecuentemente usados por empresas de distintos sectores son muestras gratuitas de comida o cosméticos, un capítulo gratuito si estamos vendiendo un libro o una llamada gratuita de 30 minutos si ofrecemos servicios de consultoría.

3 Ofrecer una prueba gratuita: Este es el mecanismo más utilizados en todos los productos y servicios que funcionan mediante suscripción. Empresas como Amazon, Netflix o Spotify dominan esta técnica a la perfección.

Ofreciendo un mes gratuito de prueba consigues reducir enormemente la fricción a la hora de realizar la compra.

Es la oportunidad perfecta para mostrar a los clientes todas las virtudes de nuestros productos o servicios.

Si aportas un gran valor a tus clientes mediante contenido gratuito conseguirás generar una reacción de reciprocidad. Las relaciones se basan en dar y recibir, por lo que esto aumentará enormemente las posibilidades de que nos compren en un futuro.

Como resumen debe quedarnos claro que tenemos que comunicar de forma directa a nuestros clientes qué acción deben tomar para hacer negocios con nosotros.

Esto será apoyado por las llamadas a la acción transicionales, que nos servirán para aumentar nuestra autoridad, estrechar nuestra relación y convertir rápidamente a los contactos en clientes.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Uno de los principales problemas que pueden enfrentar nuestros clientes de cara a adquirir nuestros productos o servicios es no estar seguros de estar tomando la decisión correcta. Los cuestionarios s

Si queremos que nuestros clientes usen nuestros productos y servicios para solucionar sus problemas debemos tomar el rol de guía. En las historias, el héroe no resuelve sus problemas por si mismo. Lo